viernes, 12 de junio de 2015

Nuestras casas….las canchas, los estadios. (Parte I)

A través de la historia se ha escrito mucho sobre las canchas que fue teniendo River Plate para jugar al juego más maravilloso del mundo: el futbol.
Esta es mi humilde contribución sobre el detalle de estas canchas.


El primer campo de juego, a principios del siglo pasado, fue el de las Carboneras Wilson en el barrio de la Boca (el que usaba La Rosales) ubicado al este de la Dársena Sur, en la manzana limitada por la Av. Pedro de Mendoza y las calles Industria (Aristóbulo del Valle), Caboto y Alegría (Wenceslao Villafañe).
Este terreno lo pudieron obtener gracias a la ayuda del ingles Alberto Jacobs, el administrador de las Carboneras que les facilitó el pago del estampillado que exigía el Ministerio de Hacienda de 1,50 de la moneda de la epoca. En esta cancha actuó hasta 1906, año en que el Ministerio de Agricultura les ordenó el desalojo.
Maqueta de la cancha Darsena Sur
Alli juega su primer partido oficial ante Facultad de Medicina el 30 de abril de 1905 por la Tercera División.
A causa del desalojo, River Plate se tuvo que mudar a Sarandi , a un terreno cedido por José Bernasconi, director general de la empresa naval Dresco.
Ese predio pertenecía quedaba en la localidad de Sarandí, cerca del arroyo y de la estación de Ferrocarril Sud. Allí se mantuvieron tan solo un año, ya que llegar hasta ese lugar era complicado y se fueron perdiendo muchos hinchas.
La dificultad para tener agua y la lejanía hizo que solo el año 1907 River Plate utilizara esta cancha.
Al año siguiente volvió al barrio de La Boca, otra vez a la Darsena Sur pero esta vez al lado Oeste ubicado en Av. Pedro de Mendoza y Alegría (Wenceslao Villafañe). Jugando allí, River Plate ascendió en 1908 a Primera División y lo hizo hasta el año 1913.

River crecía día a día, como ejemplo de ello en el año 1908 entre dirigentes, jugadores y socias se llegaba a 100 personas y en el año 1911 los asociados llegaban a 4000.

El 13 de marzo de 1913 un terrible temporal en la ciudad de Buenos Aires arrasa con las instalaciones, inclusive una pequeña tribuna. Todo quedo esparcido por los alrededores de la rivera: los tablones, postes y carteles. De a poco se fue levantando nuevamente el field incluso una pequeña tribuna.
Pero a fines del año 1913 el jefe del Movimiento del Puerto de Buenos Aires de apellido Hardoy impartió la orden de desalojo.

Una anécdota que refleja lo difícil de la situación del momento, un grupo de directivos y simpatizante reunidos en la confitería La Camelia tuvieron la idea de provocar un incendio en las instalaciones para poder cobrar el seguro y asi efectuar la mudanza hacia un nuevo lugar. Para ello marcharon con una vela y diarios viejos para provocar el incendio. Pero nada sucedió dado que la sudestada apago la vela y por la noche cuando se lo contaron al tesorero la mala suerte de no haber podido concretar el plan, este casi se desmaya: “Que suerte que el incendio no se produjo, porque el encargado de renovar la póliza se olvido de hacerlo y estamos sin cobertura, lo hubiésemos perdido todo”.

Esto obliga a alquilar la cancha de Ferro Carril Oeste en Caballito para poder jugar de local el torneo de primera división.

A fines del año 1914 se alquila la esquina de Aristóbulo del Valle y Gaboto donde permanece hasta el año 1923. Esto estaba en la zona Centro de la Dársena Sur.
Se inaugura el 18 de abril de 1915 con una victoria por 5 a 0 contra Gimnasia y Esgrima Bs AS.
En su inicio el campo no poseía alambrado olímpico por lo que el árbitro debía esforzarse para que la gente no ingrese al campo de juego. Con el paso del tiempo, al crecer la popularidad, se construyo la tribuna techada.
Luego construye un salón para secretaria, un buffet y en una de las cabeceras (hacia calle Gaboto) el arquitecto Messina realiza una grada de 74 metros de largo por 7 metros de alto con 18 escalones y sobre calle Pinzón era de 120m metros de largo con 4 escalones, esto permite superar todos los records de recaudaciones de la época.

Otra anécdota conocida se refiere a Don Manolo Lagos, un simpatizante de River de aquella época y que era el canchero. En el año 1918 cuentan que Don Manolo tenía palomas mensajeras para enviarlas con los resultados de los partidos a los medios que los necesitaran. De esta manera se transmitía la información.

Hasta el año 1915 River pagaba 2.400 pesos anuales por el alquiler del predio de La Boca. A partir de 1916 los propietarios le exigieron el doble.

En el año 1923 River Plate toma la decisión más importante de su corta historia que fue dejar el barrio que lo vio nacer y se muda al norte de la ciudad, a la zona pituca de Palermo pero eso es parte del próximo capítulo.


Referencias:
River Plate- El campeon del Siglo-Todo su futbol.
El Gráfico de Colección-River 1901-2001.
El Gráfico Especial N 5.-Historia, presente y futuro.
River-El mas grande-Editorial Atlantida.
110-Historia de un siglo rojo y blanco.
viejosestadios.blogspot.com (sitio recomendado para conocer las distintas canchas del futbol argentino)