miércoles, 27 de mayo de 2015

Angel Amadeo Labruna. El jugador, el técnico, el ídolo, el hincha.

Representa la síntesis del sentimiento riverplatense. Ángel fue por años la bandera del equipo de Nuñez, sobre todo cuando enfrentaba a su eterno rival, el CA Boca Juniors (Máximo goleador con 16 goles).
Para muchos un crack sin época.
Es el máximo goleador del fútbol argentino junto a Arsenio Erico con 293 goles.
El gol numero 293 que CIHF tras un detallado estudio descubrió
Es el jugador más longevo de la historia del fútbol con 28 años jugando en Primera división.
El feo, como lo apodaron años mas tarde,nació el 28 de septiembre de 1918 en Avenida Las Heras al 2871 en el barrio de Palermo de la Ciudad Autónoma de Bs As.. Hijo del Italiano Don Ángelo, un relojero cuyo comercio estaba sobre Las Heras entre Bustamante y Pereyra Lucena en Barrio Parque y de Amalia Cavatorta.
En la relojeria con sus padres
Su padre lo hizo socio a la temprana edad de los ocho años. Su ídolo fue desde muy chico Don Bernabé Ferreyra, quien le había autografiado una foto, decía “Al futuro crack en ciernes, Bernabé Ferreyra”. Ángel guardaba ese regalo como una reliquia, en la vidriera del negocio de su padre. Su padre no quería que él fuera futbolista, pero aun así, cuando Ángel cumplió diez años, lo llevó a River a entrenar gimnasia para así ganar en capacidad torácica. No sólo le gustaba el fútbol, también desde muy chico era un apasionado del básquet, jugaba en la categoría de cadetes.
Se caso con Ana y tuvo dos hijos Daniel y Omar Raul. Daniel hizo divisiones inferiores en River de volante central hasta que en 1971 una penosa enfermedad se lo llevo de este mundo. Omar Raul llego a debutar en primera division e incluso fue ayudante de campo de Ramón Diaz.
Angel y Daniel Labruna.
Angel y Omar Labruna

Un día de de 1932, Antonio Vespucio Liberti lo convenció para que jugara en la sexta división de River Plate. Ángel aceptó. Siguió jugando hasta llegar a la cuarta división matutina. Era el año 1934, y Labruna a la edad de 16 años tuvo que tomar una importante decisión: Básquet o Fútbol. Eligió la segunda opción. Él contó que si le conseguían empleo se habría inclinado por el básquet, pero no fue así. En ese año, firmaría su primer contrato con el club. Jugaba en la cuarta división especial gracias a ese contrato, cobraría su primer sueldo: 25 pesos por partido jugado.   
Primer contrato que unió a Ángel Labruna con River
Su primera aparición en la primera división del club se produjo el 25 de Mayo de 1937, en un partido amistoso ante Jorge Newbery en Rufino. Ese día tendría un debut más que positivo, anotando tres de los ocho goles convertidos por River. 
Es aquí donde quiero detenerme para ver el detalle de goles que convirtió en partidos amistosos o de carácter no oficial.

Del año 1937 al año 1945.

Del año 1946 al año 1952.

Del año 1953 al año 1959.

Como vemos en los archivos hay un promedio muy alto de goles por partido jugado.
Seguiré investigando si parecen mas partidos amistosos y goles convertidos por Angelito.
Por esto y por muchas otras cosas cuanto le debemos los hinchas de River Plate a este personaje que nos dejo el 19 de septiembre de 1983.

http://edant.clarin.com/diario/2008/09/19/deportes/d-01763208.htm



Cuantas tapas de la prestigiosa revista El Grafico lo lucio...
Ángel y los trofeos (muchos los gano el)
Cada vez que River esta mal en la cancha , en esos partidos chivos, de difícil resolución, miro para arriba y lo veo a Angel y le pedo una ayudita como siempre...como jugador , como técnico , como crack , como ídolo...se que lo hace.
Algunas imagenes de Angel:
Escuchando el resultado por radio de otro partido junto a su hinchada

Visitando al Papa
Junto al General Peron
En el vestuario con Aragon Cabrera

Saludando a Leopoldo Bard
Aprovecho para cerrar este humilde homenaje una anecdota que copio de Osvaldo Riganti que dice asi: 
“Como prácticamente todos los hechos salientes en el Monumental estuve presente. River le ganó 1 a 0 a Peñarol con gol de Menéndez. Arrancamos jugando con Isola en el arco y la famosa Máquina en ataque. Después gradualmente fueron saliendo y los titulares habituales ocupando sus funciones. Después del partido mi tía (casi tan fanática como mi vieja) se metió entre la gente, entre todo el mundo. Llegamos adonde le estaban haciendo un lunch a Labruna con la asistencia de los planteles de River y Peñarol. Me parece verlo a don Enrique Pardo haciendo uso de la palabra, exaltando a Labruna, que se tapaba la cara, muy emocionado. Siempre tengo esa imagen de Angel tapándose la cara. Era la primera vez que lo veía en mi vida aquel día de setiembre de 1957. Mi tía le dijo si me podía firmar un autógrafo. "Cómo no, señora" le dijo. "¿Cómo te llamás querido?" me preguntó. Y me firmó con dedicatoria. Después me perdieron esa foto con el autógrafo en una mudanza. Casi la mato a esa tía riverplatense que tanto hizo por mí... Pero me queda esa imagen imborrable de Anyulín, grande hasta la eternidad. Interrumpió su atención al discurso de Pardo, el homenaje, para hablarme a mí. Pero no era más que una continuidad de algo que había signado mis momentos previos a la llegada a este mundo. Mi vieja estaba embarazada de mí y muchas veces viajaba en el mismo ascensor que Labruna en el sanatorio que se hacía atender de una afección. Hablaban en el ascensor con mi viejo, se conocían de las inferiores de River. Labruna le aconsejaba: "Seguí estudiando, si no vas a ser un burro como yo". Todavía no había salido de la panza de mi vieja y ya estaba al lado de Labruna. Cuando murió me abalancé por sobre la soga que separaba al féretro de la concurrencia sobre su cuerpo y lo besé.”

Como homenaje a este personaje su fecha de natalicio fue tomada como el día internacional del hincha de River Plate.